es
es

Seirel Automatismes - Cuadros eléctricos de mando para teleféricos y telesquís

Seirel Automatismes es una empresa francesa especializada en la realización de cuadros eléctricos de mando para teleféricos y telesquís.
En estos tipos de instalaciones la fiabilidad y la elevada precisión de control del inverter, alimentado por una unidad regenerativa de IGBT tipo Active Front End, son elementos indispensables para el cliente.
El inverter ADV200 de Gefran con tarjeta integrada STO (Safe Torque Off) y la unidad regenerativa AFE200 responden plenamente a estas características y ofrecen una óptima relación prestaciones/precio al integrador de sistema.

El cliente

Seirel Automatismes, sociedad del grupo Gérard Perrier Industrie, tiene su sede en Lyon donde fue fundada en 1985.
A lo largo de estos treinta años ha desarrollado un conocimiento puntual y especializado en el campo de los sistemas de elevación por cable, ofreciendo a los clientes finales un paquete de productos y servicios que la han convertido en un partner confiable en el sector de negocios del turismo alpino.

La empresa conoce en profundidad la aplicación y las normativas de seguridad para el citado sector, y se ocupa también de la gestión y el mantenimiento post venta de las instalaciones.
Gracias a este “saber hacer” está en condiciones de ofrecer a los clientes prestaciones de alta calidad. Seirel Automatismes dispone además de un taller especializado en la realización de AFE 30 kW en diversos MW.

El proceso

Los sistemas de transporte por cable son casos específicos de elevación industrial, definidos como de movimiento continuo, esto es: un cable cerrado en forma de anillo entre las estaciones extremas se desliza ininterrumpidamente arrastrando un número variable de vehículos que pueden estar vinculados establemente al cable tractor.

Por lo general, en la estación superior de la línea están instalados la maquinaria para el movimiento del cable tractor y del cable auxiliar mediante cabrestante y motor eléctrico, los respectivos equipos de control así como los anclajes de los cables portantes.

En la estación inferior -llamada también "de reenvío" o "de tensión"- se encuentran los mecanismos que, por medio de adecuados contrapesos, permiten mantener en tensión todos los cables.

En este tipo de aplicación están presentes tanto una fase “de movimiento” como una fase “de generación”.
En caso de ausencia de personas a transportar, la instalación es balanceada y la energía requerida es la necesaria para vencer las fricciones mecánicas.

En cambio, al transportar pasajeros pueden presentarse dos diferentes situaciones. Cuando la mayoría de las personas se embarca en el sentido de subida, el motor eléctrico trabaja efectivamente como motor requiriendo energía de la red.
En cambio, si la mayoría de las personas se embarca en el sentido de bajada, el motor eléctrico trabaja como generador, teniendo que frenar la energía cinética y potencial del peso transportado.

El problema

En el pasado todos los sistemas de transporte por cable estaban equipados con motores de corriente continua (CC) que garantizaban prestaciones de elevada potencia con costos relativamente reducidos.

En estos casos, el accionamiento utilizado era un convertidor de tiristores que generaba en red armónicas de alto contenido energético, que influían en gran medida sobre las redes eléctricas de las aldeas de montaña -generalmente débiles- en las que funcionaban tales instalaciones.

Además, la utilización de convertidores CA/CC de 4 cuadrantes -para gestionar también la fase “de generación”-, exponía el sistema a posibles huecos de tensión.

Si los huecos de tensión se producían en fase de generación, podían dar lugar a la intervención de los fusibles de protección contra sobrecorriente, a causa de la falta de conmutación de los tiristores del convertidor. La consecuencia de ello era el bloqueo de la instalación y la posterior intervención del equipo de mantenimiento, con las consiguientes molestias para los usuarios del servicio de transporte.

La solución

Gefran fue una de las primeras sociedades que creyeron en las unidades regenerativas de IGBT denominadas Active Front End que permiten reducir las armónicas en red a un valor inferior al 3 % de la potencia nominal y hacer que el factor de potencia del par motor/accionamiento sea igual a 1. Además, la regeneración de IGBT elimina radicalmente el problema del disparo de los fusibles por falta de conmutación.

Gracias a esta tecnología de vanguardia y al precio competitivo, Seirel Automatismes pasó del uso de motores CC al uso de los de corriente alterna (CA), accionados con control de velocidad y de corriente por inverters Gefran de control vectorial tipo ADV200. Los inverters son alimentados a su vez por los Active Front End tipo AFE200.

De esta manera, Seirel Automatismes se ha convertido en una de las empresas pioneras en el campo de las aplicaciones regenerativas con AFE, ganando de inmediato una importante ventaja tecnológica respecto de sus competidores directos.

Gracias a la modularidad de los inverters y de las unidades regenerativas Gefran (módulos compactos de hasta 355 kW, conectables en paralelo hasta un máximo de 5 unidades) Seirel Automatismes  puede realizar una solución compacta pero expandible hasta una potencia máxima de 1800 kW, suficiente para hacer frente a cualquier requerimiento de sus clientes finales.

Con la misma línea de inverters ADV200, Seirel Automatismes ha equipado los movimientos auxiliares tales como el enganche automático de las telesillas en la estación, el aparcamiento de las mismas telesillas y el movimiento sincronizado de la cinta transportadora de los esquiadores con la velocidad de la telesilla.

De esta manera el cliente puede gestionar un almacén unitario de recambios para todo el parque de inverters instalado y, por ende, puede tener una única interfaz operativa.
Por último, mediante la tarjeta STO  -Safe Torque Off: desconexión segura de par que impide que funcione el accionamiento- integrada de serie en el inverter ADV200 y certificada según los criterios SIL3, Seirel Automatismes puede gestionar  la instalación de la mejor manera, evitando el uso de costosos contactores de salida entre inverter y motor, que han de utilizarse en caso de emergencia, de parada o de mantenimiento del motor.

Todas las tarjetas electrónicas de ADV200 y AFE200 son pintadas con triple capa para garantizar elevada resistencia y óptimo funcionamiento incluso en presencia de agentes externos agresivos como humedad, corrosión y nieblas marinas. Por todo ello, estos productos son ideales para lugares con gran amplitud térmica como las estaciones de partida y de llegada de los teleféricos de montaña.

Otras informaciones sobre ADV200

La línea de inverters vectoriales de control de campo ADV200 representa el estado de la técnica de los controles de alto nivel para motores asíncronos y sin escobillas.

Este producto puede ser utilizado en cualquier aplicación de sistema que plantee grandes exigencias de dinámica y control de par, para una faja de potencia que abarca desde 0,75 kW a 1800 kW y con diferentes rangos de tensión, 400-480 V y 690 V.

Se trata de un producto particularmente apreciado para los sistemas de elevación industriales, que puede ser utilizado con éxito en sectores de la Industria Pesada como la Metalurgia (líneas de laminación y corte de chapa, trefiladoras), en el tratamiento de aguas y humos industriales y para el sector del plástico en general (extrusión, soplado, inyección).